La tesis de Nancy – Ramón J. Sender


71Mz7aqvTML“No hay como los extranjeros para ver nuestras cosas”. Es una de las frases que se pueden leer en este libro, y la verdad es que resulta de lo más entretenido leer cómo Nancy, una estudiante norteamericana de antropología y literatura española, analiza y entiende la cultura española de post-guerra en Alcalá de Guadaira para hacer su tesis.

Ramón J. Sender, durante una de las estancias como profesor en Estados Unidos Y debido a su amistad con Betsy, prima de Nancy, y a quién van dirigidas las cartas, tuvo acceso a la correspondencia entre estas dos primas. Fue tal la impresión que le causaron las cartas que las reunió todas y las tradujo para editar este libro.

Nancy pasó unos meses en Sevilla en los cuales, “por el bien de la ciencia y el conocimiento”, y entre otras muchas cosas, fue novia de un gitano, Antolín, que representa el paradigma de lo que ahora llamaría “señorito andaluz”. Él es un fanfarrón, caradura, trágico y socarrón, que teniendo en cuenta lo inocente y práctica que es Nancy, la mezcla es de lo más divertida.

He de reconocer que he pasado con este libro muy buenos ratos, de los mejores ratos que recuerdo leyendo, ya que resulta increíble cómo hasta la expresión más sencilla, la costumbre más rutinaria, o el detalle de folclore más pequeño resulta un misterio para la practicidad y rigidez de planteamiento de nuestra estudiante americana.

He de decir que en el caso de este libro me ha resultado especialmente difícil seleccionar un fragmento para recoger en la reseña, y creo que esta representa la esencia del libro:

El marqués me preguntaba qué era lo que más me había gustado de Sevilla. Le dije:

-La catedral y la Giralda.

Entonces el marqués, tal vez agradecido porque debe ser muy patriota, mientras comía con la mano izquierda, con la derecha se puso a hacerme un masaje en la rodilla. ¡Cosa más extraña! Debe ser una costumbre española. Tiene fama España de ser muy hospitalaria a la manera de los pueblos orientales y esa debía ser una atención tradicional a los huéspedes. Yo seguía comiendo con un hambre terrible. De vez en cuando miraba al marqués, sonreía y le decía:

-Muchas gracias, señor marqués.

Con eso quería decirle que no me molestará más. Pero él seguía dándome el masaje. Supuse que tal vez la marquesa estaba haciendo lo mismo con John. Pero luego supe que a John no le había hecho masaje nadie […]. Antes de salir de la casa del marqués, cuando nos despedíamos, le di las gracias a la manera americana, citando cada cosa agradable. Le di las gracias pos su conversación, por la comida y también «por el masaje». Al decir esto último vi que su frente pálida se ponía sonrosada. Entonces miré a la marquesa y vi que estaba un poco más pálida.

Novelista español, nacido en Chalamera (Huesca) en 1902. En 1918 se trasladó a Madrid, donde colaboró en varios periódicos. Con Mister Witt en el cantón (1935) obtuvo el premio Nacional de Literatura. Al estallar la Guerra Civil se enroló en el ejército republicano, y terminada la contienda se exilió, primero en Francia, y luego en México, para radicarse a partir de 1948 en los Estados Unidos, donde ejerció de profesor de literatura española y continuó su carrera de escritor. Murió en San Diego (California) en 1982.

pinocho 

DATOS DEL LIBRO

Título – La tesis de Nancy

Autor – Ramón J. Sender

Editorial – Bambú

Páginas – 320

Precio – 11 €

Lugar y año de publicación – Barcelona, 2015.

Edición – Roberto Bravo de la Varga

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: